Nos vamos para…Córcega…

Chugros
“Chugros”

Después de un día de lluvia refugiados en Labarthe, nos  despedimos de la familia Chastin con una tarde de churros. Gracias a la receta de Marije, a la ayuda de Zoé y a la churrera de la vecina pudimos terminarlos en el mismo día… Cuando, después de haber hecho la masa de 1 kilo de harina, vimos que la manga pastelera no funcionaba y que con los otros dos instrumentos que tenían salían al ritmo de un churrito por minuto… me entraron unos sudores… pero menos mal que siempre hay una buena vecina a la que recurrir en situaciones extremas…

 

Camino de Saint Giron

Salimos con el día despejado y decimos “hasta otra” a esta gran familia, con la que hemos estado como en casa y aprendido mucho… da gusto ver a una familia tan unida.

Seguimos la ruta que nos da Pascal en unos mapas fotocopiados… todo por carreteras tranquilas, bonitas y con buenas vistas, que disfrutamos con la fuerza restaurada.

Anochece..que no es poco

Para el sitio de esta noche tenemos que andar un poquito más, pero después de unos cuantos intentos y al final de un camino de tierra, aparece una explanada aceptable en una ladera, donde descansamos tranquilos.

Ya los días se notan cortísimos, a partir de las 4 tenemos que empezar la búsqueda  para poner la tienda… hay días que a las 6 ya estamos cenados y dentro, leyendo, escribieno, escuchando música… y a las 8 ya estamos casi dormidos!

Primer pinchazo

Si es que no se puede hablar de nada… hacía unas horas celebrábamos que no habíamos tenido todavía ningún pinchazo y… aquí está! Pero bueno, nos nos quejamos, jeje, tengo una foto con una cámara con unos 20 pinchazos más o menos… creo que por ahora va mejor la cosa!

Todo a cambio de nada

Y sí que va bien la cosa, pues en Coussa, después de otro bonito día, pedimos agua a Jean Pierre. Es la única persona que encontramos en el pueblo, nos invita a café y en unos momentos tenemos cama, ducha, aperitivo, cena y el calor de otra familia de la que aprender hospitalidad y sencillez.

Canal de Midi

El día despierta despejado y después de visitar Carcasonne, nos regala unos colores e imágenes casi imposibles en el Canal du Midi.

Es un canal navegable que, junto con el de Garonne, comunican el Atlántico con el Mediterráneo. Esta obra faraónica tardó en construirse unos 15 años y se inauguró el 1681. Actualmente se puede pedalear completo y en verano se llena de ciclistas.

Colores….y más colores…

Casi no nos encontramos con gente y nos paramos continuamente a hacer fotos al otoño.

Disfrutando

Las luces de la tarde y de la mañana bañan de colores este paisaje.

Homeless

De nuevo nos toca buscar nuestro sitio. Pensamos que será otra vez fácil, pues ayer dormimos sin problemas junto al canal, pero ahora el canal se enrarece… pasamos al lado de un parque de atracciones medio abandonado y de una especie de asentamiento difícil de explicar… suciedad y droga a su bola… así que seguimos y el canal se termina. Llegamos a Agde ya anocheciendo, por lo que pensamos en buscar un camping, pero tampoco aparece. Terminamos en una zona privada, en la que leemos claramente “camino privado”, pero entramos para pedir permiso… no encontramos a nadie… Ya es de noche, asi que decidimos quedarnos al principio del camino, donde hemos visto una zona plana… Mientras montamos la tienda viene un coche, son los dueños de la casa y… el hombre no pone muy buena cara… hablamos con ellos y le contamos entre gestos y “francés” de dónde venimos, qué hacemos, hacia dónde vamos, bla-bla-bla… pero parece que el hombre lo tiene claro y está a punto de decir un no definitivo… pero la mujer se sale del coche, ve las bicis y la tienda y parece que se enternece… nos permiten quedarnos… puf, que alivio! Después pasa el hijo y menos mal que pasó después, porque si no, el chaval nos echa…

Se nos queda una sensación extraña. Entendemos que el matrimonio se pudo asustar al vernos en la noche, pero también nos da pena ver lo fácil que es caer en el egoísmo (mi casa está a 50 metros y es muy grande, pero esto es mío y me molesta que alguien que no sea yo lo use y me da igual si está lloviendo, si es de noche, si vas en bici,… es tu problema). Esperamos haber aprendido a pensar un poco más en los demás.

Se Magnifique

Nos levantamos bien temprano, desmontamos el chiringuito y nos vamos echando mixtos, no vayan a pensar que hemos montado un campamento, jeje.

Y en Agde tomamos unos riquísimos croissant que nos hacen olvidar el incidente de la noche y que nos recuerdan que hoy nos encontramos con Remi, un amigo ciclista que estuvo en nuestra casa en San Roque a través de WarmShowers y con el que pasaremos unos días descansando a pie de playa.

Con Remi y Bofill en Montpelier

Visitamos con Remi Montpellier, una ciudad parisina, amplia y agradable para pasear. El Barrio de Bofill.

Mercadillo….deporte universal

El mercado de antigüedades donde puedes encontrar lo más inesperado.

¡Hasta otra Remi!

Nos despedimos de Remi, con el deseo y la posibilidad de volver a verlo en el camino. En unos meses tiene pensado continuar con su viaje en bici y quién sabe si en algún momento nos encontraremos…

Mañanita

Pasamos por el Parque Natura y Reserva de Calangue, formado en el Delta del río Rône.

Aquí el silencio de la naturaleza, que se rompe por el aleteo de los numerosos pájaros y la zabullidas en el agua de lo que nos parece una nutria, nos recuerda lo bien que nos sentimos en sitios como éste.

Amanecer en Camargue

Donde de un momento a otro la bruma de la mañana te hace creer que en un segundo has cambiado de lugar y de tiempo.

..cuando un tren es igual a seguridad…

Y justo cuando sales del parque, empieza el ruido de coches y camiones, que te pasan cerquita, porque parece ser que por aquí no está bien visto reducir la velocidad y dejar sitio entre el ciclista y el coche… En fin, que terminamos un poco cansados y a unos 50 km de Marsella decidimos coger un tren que, por no conocer el sistema  en Francia, nos sale gratis.

Puerto antiguo de Marsella

En Marsella nos quedamos en casa de Nico, Virya, Colette y Léon, miembros de Warmshowers. De nuevo como en casa.

Barrio de Panier en Marsella

Visitamos la ciudad y sus alrededores.

Hay futuro…

Y disfrutamos de la familia, sus amigos y su acogedora casa.

Nico, Virya y Colette en Marsella

Y hoy rumbo a Córcega…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: