P1160365

Es una pena que en las fronteras no se puedan hacer fotos, porque la frontera entre Tailandia y Camboya lo merece.  Cuando te estás aproximando sientes que algo pasa… y cuando estás dentro, te das cuenta de que lo que pasa es que acabas de hacer un viaje atrás en el tiempo.

Pocos coches o furgonetas pasan, tampoco camiones, a pesar de que hay un trasiego continuo de mercancías. Carros repletos de jengibre, patatas, telas o cualquier cosa vendible, desafiando a la ley de la gravedad y empujados por personas.

Una vida simple, casas de cuatro chapas sobre el agua, caminos de polvo, bicicletas por todos sitios, nuevas formas de transportar animales, personas y todo tipo de cosas.

P1150978

A pocos kilómetros de la frontera nos juntamos con “Wan”, un ciclista chino que va a estar unos 3 meses por estos países, aunque a mitad del camino lo perdimos. A los dos días lo encontramos haciendo fotos por los templos de Angkor, y nos explicó que tras 30 km se dio cuenta de que iba con los frenos bloqueados y que por eso iba tan, tan lento…

Otro gran cambio que se siente en las carreteras de este país es la cantidad de bicicletas que las recorren… la carretera se llena de niños y niñas en bici que van al colegio… sus saludos y sus risas nos llenan de alegría a cada pedalada. Es impresionante verlos cómo manejan las bicis, a pesar de que algunos ni siquiera llegan a los pedales.(Video)

Y pensar que entre 1975 y 1979, el uso de bicicletas y cualquier otro vehículo se prohibió. También en esos cuatro años desapareció la cuarta parte de la población, 1,7 millones de seres humanos, se abolió la moneda, el mercado y las escuelas, se destruyó cualquier infraestructura urbana y todos los camboyanos fueron desplazados a las zonas rurales a trabajar en la producción de arroz… todo esto y mucho más hizo Pol Pot, dictador, principal líder de los Jemeres Rojos y el mayor sanguinario de la historia… No voy a seguir escribiendo porque podría salir un libro, pero si estáis interesados en conocer más, podéis ver estos documentales que a nosotros nos han parecido duros pero muy interesantes… creemos que merece la pena:

Capítulo1: http://www.youtube.com/watch?v=wv4qneo7sVs

Capítulo 2: http://www.youtube.com/watch?v=snlp3dYHzho

Capítulo 3: http://www.youtube.com/watch?v=6iFlqUU_9oY

Ahora los camboyanos viven más tranquilos, aunque la sombra de ese pasado de horror está en la mirada de muchos. A día de hoy todavía no hay nadie juzgado por el genocidio, y en las escuelas no se enseña nada de esta parte de la historia camboyana… Muchos nietos viven completamente ajenos a las torturas que pudieron sufrir sus abuelos.

La carretera nos va enseñando cómo viven los camboyanos, trabajos perdidos en nuestro mundo, que te vuelven a hacer retroceder en el tiempo. Ahora les toca recoger el arroz y lo dejan secar al sol sobre alfombras de palma. Después del monzón el lago Tonlé Sap crece tanto que se crean zonas pantanosas a todo su alrededor, y tanto las personas como los animales sacan provecho de ello.

En Siem Reap descansamos un poco del sol que nos había estado dando los últimos días y visitamos la antigua ciudad de Angkor, cuyos monumentos y templos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1992. Llegó a ser la ciudad más grande y desarrollada del mundo entre los siglos IX y XV, época de mayor esplendor. Si queréis conocer sobre su interesante historia podéis ver este documental: (Ver Videos)

El fuerte calor nos mantuvo refugiados en nuestro hotelito, disfrutando del descanso, el fresquito de la piscina y la compañía de “Non Pem”, la hija de los dueños, que lo primero que hacía cuando se levantaba o llegaba de la escuela era asomarse por nuestra habitación… ¡¡Non Peeemmmm!! Nos repetía, insistiendo en la “m” final… y por más que intentamos reproducir su nombre, no lo conseguimos… ¡Estos guiris! (pensaría ella).Si quieres intentarlo tú, pincha aquí.

Las noches siguientes descubrimos que los templos camboyanos también te abren sus puertas con total normalidad, y que son más centros sociales que en Tailandia, por lo que por las noches puedes tener vecinos o vecinas (como una simpática locuela que nos tocó en uno), o tener que esperar a comer o dormir porque los monjes dan clases a los niños de los alrededores (VIDEO), o levantarte a las cuatro  de la mañana con los rezos de un grupo de hombres y mujeres vestidos de blanco…

P1160446

Llegamos rápido a Battambang, donde nos propusimos comer bien, después de los días en Siem Reap, comiendo arroz blanco, para no pagar el precio-turista que te encontrabas por toda la ciudad. Lo que no sabíamos es que con este banquete nos estábamos despidiéndonos de mi apéndice…

Gracias a que me tocó en una ciudad, y no perdida por el monte, jeje. En cuestión de horas me operaron y después de 5 días en el hospital, fui recuperando fuerzas en “Au Cabaret Vert”, un precioso hotel donde me cuidaron preparándome los zumos, frutas y comidas que pedía, y donde hicieron que nos sintiéramos como en casa. También tuvimos la compañía de Laura y Aitor durante unos días, que también tuvieron que cambiar sus planes para asistir a un evento de viajeros al que un jeque árabe les había invitado en Dubai. Y Zigor fue el que se llevó la parte más gorda, cuidándome y en continua comunicación, no muy amistosa, con nuestro seguro. Gracias a todos pude dedicarme exclusivamente a descansar y recuperarme.

Además, como muchos de vosotros me habéis dicho, no hay mal que por bien no venga… menos peso…

P1160641

Y como la visa de Camboya se nos terminaba, dejamos las bicis en Battambang y volamos a Chiang Mai, en el Norte de Tailandia, para terminar de recuperarme e investigar las escuelas de masaje tailandés, pues dentro de unos meses quiero profundizar en este mundo.

Manualidades, películas, siestas, paseos, compras en el mercado, encuentros con gente especial… eso es lo que hemos estado haciendo por aquí. Además de volvernos adictos a la papaya… nos habremos comido más de 50 kilos en estos días.

Bueno, y también planear y cambiar, planear y cambiar, hasta que hemos decidido, salir el 21 hacia Camboya y volver en bici a Chiang Mai, donde vamos a volver a dejarlas para estar unos días por el Sur de Tailandia con Anita y Migue (dos muy buenos amigos) que vienen de vacaciones…¡¡nos vamos a la playa!!

Me siento con fuerzas y muchas ganas de volver a rodar… ya os contaremos como ha sido la vuelta.

Anuncios

Comentarios en: "Algo dejé en Camboya…" (12)

  1. Anick dijo:

    Me encanta leeros!!! Realmente, creo que, ya que lo tenéis escrito, estaría bien publicar vuestro diario en una buena editorial, en una “Colección Aventura”, por ejemplo. No sólo es interesante culturalmente pero puede interesar y ayudar a gente que tenga pensado hacer un viaje similar. Con todos los detalles económicos que daís se puede planificar muy bien el viaje. Ahora, con lo último sobre el material, hasta podeis pedir esponsores :-)) seguro que muchas compañías deportivas estarían encantadas: gente joven, guapa, de nivel que se va a la aventura… En fin, creo que tenéis que aprovechar esta oportunidad para sacar un buen libro o por lo menos un buen manual! Un fuerte abrazo y me alegro un montón que María esté totalmente recuperada y con proyectos (lo de averiguar más sobre los masajes tailandeses que dicen hasta pueden desintoxicar de tal forma que llegan a curar ciertos cánceres…). Hasta la próxima entrega 🙂
    Anick

    • Gracias una vez más Anick por toda la energia positiva que nos mandas cada vez que nos escribes…Nos da muchisima fuerza y tomamos nota de tus sugerencias…Mucha fuerza también para tí.

  2. Nagore dijo:

    Kaixo bikote!!
    María, vaya aventura, no…? da gusto verte tan recuperada y con fuerzas de nuevo, y me ha gustado leer que te has dedicado a ello con entrega… pues claro! recuperarse, todo un proceso… Yo dejé tb mi apéndice en un hospital, eso sí, no tan exótico, aunque si bien se mira,todo empezó con una ameba marroquí, jejeje… bueno, se vive muy bien tb sin apéndice, y como te han dicho… con menos peso!!
    Ya me contarás esas nuevas profundizaciones en el Thai Massage, que me interesa mucho… y el sur de Tailandia en la playita… ummm qué buenos recuerdos, juntas, en otros viajes..! disfrutad un montón pareja, sigo leyendoos entusiasmada…! por aquí huele ya a Navidad, este año, con ganas. Ya os contaré!! Muxu haundi bana, ganoraz bizi!!

  3. Rita dijo:

    Hola María!! Por fin tengo un ratito para leer un poco de tu viaje…q envidia me das (sana, por supuesto) 😉 Me alegro q la experiencia de operarte en un país q no es el tuyo haya salido bien. Os deseo un feliz viaje por esos bellos parajes. Un bso desde Galicia!!!

  4. Gema Serrano dijo:

    Por finn volvemos a leeros!! Me encanta veros tan bien y tan recuperada a María!!! Me alegro de que todo os vaya tan bien!! Que envidia lo de la playa con el frío que hace por Algeciras y el levantazo que hemos estado aguantando un messs!!! Disfrutad muchoo y bañaross por todos los de aquii!! Muchos besitoss chicoss!!! ÁNIMO Y FUERZA!!! =)

    • No tengas dudas que nos bañaremos por todos vosotros y por todos vuestros compañeros..pero así pensandolo en frio tendremos que estar todo el día dentro del agua porque sois muchos a los que sentimos que estais muy cerquita de nosotros….Eeee Gema estas el top ten de los que escribis comentarios…igual algún día daremos algún premio….quien sabe…jijiji

    • Muxa fuerza para tí también….Muaaaa

  5. alfonso Toro Utrera dijo:

    Un besazo de parte de Marisa y alfonso. Que sepais que os recordamos mucho y os deseamos mucho éxito en vuestra etapa thailandesa. Cuidaos mucho.

  6. rapinpe dijo:

    Genial chicos! Como siempre una bombona de oxigeno y una píldora de ilusión, leeros!!! Sois grandes!!! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: